Que habitación más…desordenada

A casi todo el mundo le gusta tener la habitación ordenada pero muchas de esas personas no lo consiguen, es decir, que la ordenan un día y a la semana ya la tiene desordenada. Yo me incluyo dentro de esas personas y por eso, os animo a seguir estos trucos que me han ayudado bastante.

TRUCOS PARA TENER LA HABITACIÓN INPECABLE:

  • Lo primero de todo es mirar lo principal, lo que más se ve y lo que más abulta. En las habitaciones lo principal suele ser la cama, una cómoda o el escritorio. Entonces, esos objetos principales son los que tenemos que ordenar primero. Por ejemplo: la cama es el objeto principal de la habitación, pues siempre la tenemos que tener bien hecha y sin nada encima de ella. No vale hacer la cama de cualquier manera, hay que hacerla bien para que te de sensación de orden. En general, estos objetos son los que, obligatoriamente, tienen que estar ordenados.
  • Después de ordenar los objetos principales, lo siguiente que tenemos que hacer es ordenar todo lo que esté a la vista, es decir, lo que tengamos fuera de su sitio.
  • Por último, hay que ordenar lo que no se ve. Parece que no importa mucho pero en realidad es lo que más importa, hay que ordenar los cajones y armarios. Tenéis más información en mis últimas entradas.

Bueno, esto es todo lo que puedo compartir con vosotros. A mi me ayuda bastante tener la habitación ordenada y limpia para que a la hora de estudiar o trabajar me concentre mejor.

No olvidéis que si tenéis alguna sugerencia podéis comentar.

Teresa

¿ESTÁS PREPARADO PARA LA AVENTURA MÁS DURA DE TU VIDA?

PUFFFF… Ya no se puede vivir así. Siempre tengo el armario desordenado y… ¡Es hora de cambiarlo! ¿Te apuntas? Además, ahora que viene el cambio de temporada os va a ayudar todavía más.

Si has decidido embarcarte en esta aventura, necesitarás:

  • VALENTÍA, para enfrentarte a tu armario.
  • DECIR NO A LA PEREZA, para ir rápido y sin distracciones.
  • MOTIVACIÓN, para no quedarte a medias.
  • TIE
  • MPO, porque enfrentarte al armario requiere mucha dedicación.

Ahora que ya sabes lo que necesitas, ¡vamos!

  • Lo primero que hay que hacer es vaciar todo tu armario, para así poder organizarlo desde fuera de este.
  • El siguiente consejo es que, una vez la ropa, zapatos… estén fuera del armario, los clasifiques en lo que vas a donar o tirar; lo que vas meter otra vez en el armario; y lo que vas a guardar por cambio de estación. Algunas veces no sabemos si donarlo o quedárnoslo, pero, si quieres saberlo realmente, te aconsejo que lo guardes en una caja durante unas semanas. Y si lo has echado de menos quédatelo pero, si no, dónalo.
  • Ahora que solo te queda la ropa que vas a volver a meter en el armario, dobla las camisetas con la tabla que os enseñé en mis últimas entradas o con una libreta para que se queden bien dobladas. Después, mételas en el cajón. Te recomiendo que las metas de lado para ocupar el mínimo espacio posible. Así conseguirás que las camisetas estén ordenadas y se puedan ver todas en una sola mirada.
  • Llega la hora de la ropa interior, te aconsejo que utilices cajas de almacenaje, que se pueden conseguir muy fácilmente, para poder poner las distintas clases en distintas cajas. Así tu ropa interior no estará suelta por el cajón. También podéis fabricar distintos departamentos con cartones, formando una “x”.
  • Cuando llega la hora de guardar prendas de fuera de temporada te aconsejo que utilices pegatinas para clasificar los espacios o las cajas donde las guardes. Son muy fáciles de conseguir en cualquier papelería.
  • Para colgar las prendas te aconsejo que las coloques por colores o por tipo de prenda. A mí personalmente me gusta más por tipo de prenda porque me parece más practico pero… para gustos, colores.
  • También te recomiendo que utilices todas las perchas del mismo tamaño para que el armario, no solo esté ordenado, si no que lo parezca. Además puedes utilizar perchas finas para que quepan más prendas.
  • Para las bufandas y pañuelos, puedes tenerlas todas colgadas de una percha o, también puedes utilizar, una percha múltiple.
  • También podéis utilizar ambientadores para que te de gusto abrir el armario.
  • En cuanto a los zapatos, podéis utilizar pequeñas estanterías para aprovechar al máximo el espacio.

Espero que os haya ayudado a seguir vuestro ritmo, una semana más.

Teresa

¿Planchar? No gracias

¿Estás cansado de planchar tus camisas? Pues hoy os traigo algunos trucos para que no tengáis que planchar las camisas.

  • Para el primer truco necesitas echar un poco de agua (si está muy arrugada) a la camisa y después echarle vapor. Otra opción es dejar la camisa cerca de la ducha, así cuando te estés duchando el vapor que saldrá planchará la camisa.
  • El segundo truco consiste en poner la camisa entre dos toallas húmedas y presionar. A continuación deja secar la camisa unos minutos y ya está lista para ponértela.

A continuación, os dejo dos enlaces a dos vídeos diferentes en los que podéis encontrar más trucos.

https://youtu.be/pSmlbL87OuA

https://youtu.be/9ynJSqNmSrw

Hablando de camisas, ¿habíais visto alguna vez una camisa como está? https://youtu.be/HEcruXV-Etc

No olvides suscribirte y comentar.

Teresa.

¡No pierdas el tiempo!

Cuántas veces nos habrá pasado que tenemos que doblar la ropa y nadie nos ayuda porque, claro, nos toca a nosotros. Pues, abróchense los cinturones, porque hoy os traigo una forma para planchar súper fácil y sencilla. Necesitaremos un material resistente pero que se pueda doblar, como un cartón.

  1. Primero, coloca los dos cuadrados (30x30cm) entre los rectángulos (75x27cm).
  2. Después, pégalo con cinta aislante de forma que quede seguro, pero que las distintas piezas se puedan doblar
  3. Por último, empieza a doblar tu ropa.
Estas son las medidas.

Aquí os dejo el enlace al vídeo en el que podéis aclarar vuestras dudas. Las medidas son diferentes pero así tenéis dos opciones para hacer vuestra máquina casera. https://youtu.be/LKtxkcRLr84 

Si no podéis o no queréis hacerlo de cartón podéis comprarlo por “amazon.es”. El precio más económico es 8,50€, pero si no podéis ni hacerlo, ni comprarlo, podéis seguir utilizando el método tradicional.

Buen día, Teresa.

Estudiar…¡BUFF!

Que levante la mano a los que les dé pereza salir de la cama o del sofa para hacer los deberes. Creo que me puedo incluir en uno de ellos…Pues hoy es vuestro día de suerte, os voy a ayudar a no sentir esa pereza a la hora de hacer los deberes. Y solo en cinco sencillos pasos.

  • Lo primero, aunque suene raro, es no desayunar antes de hacer los deberes. A mí me ayuda bastante porque tengo ganas de comer algo y así no te empanas, no te quedas mirando a las musarañas…
  • En segundo lugar, te recomiendo que tengas la zona de trabajo limpia y despejada. Mucho mejor si lo haces el día antes.
  • Saca solo el material que necesites en ese momento. Muchas veces tendemos a sacar todos los libros que necesitamos, pero os recomiendo sacar como máximo un libro, de ese modo tu escritorio seguirá ordenado.
  • Ahora llega la hora de tomar el desayuno. Primero, debes hacer las actividades y cuando pases a estudiar teoría, tómate tu desayuno, no olvides tener siempre un vaso de agua cerca.
  • Nunca dejes libros sin guardar. Muchas veces cometemos el gran error de dejar los libros sin guardar y así puede que se te olviden, y lo digo por experiencia.

Buen día, Teresa.